Lo que buscan las marcas con sus anuncios: Desigual y KH7

Cientos de productos buscan su hueco en el mercado y posicionarse los primeros en la mente del consumidor, pero a la hora de plantear una campaña hay marcas que no se sabe muy bien si están bien planteadas y no se sabe qué pretenden conseguir según que casos.

Al margen de que los paradigmas y las tendencias están claramente cambiando, el desafío en este caso es el mismo: ¿qué buscan algunas marcas con sus anuncios? Hoy voy a hablar de dos marcas, Desigual y KH7. Una marca de ropa y un quitagrasas.

Así, de primeras, pensarás que es Desigual quien tiene el problema a la hora de plantear sus campañas, con esos anuncios tan escandalosos que lo único que hacen es levantar revuelo y llamar la atención. Error. Desigual es una marca de ropa que sabe muy bien lo que es y por lo tanto lo que quiere y a quien quiere dirigirse. Desenfadada, actual, especial, moderna, atrevida. Así se podría definir a la marca, así se podría definir a sus productos, así se podría definir a su target y así se define su publicidad. ¿Dónde está el error en la estrategia de sus campañas? Sus provocativos spots no están dirigidos al gran público, están dirigidos a su público, a su público objetivo. Es una marca que arriesga, con su ropa atrevida y desenfada y por tanto, coherente con su estilo y marca, así lo hace en sus campañas.

Esta vez han vuelto a la carga con un anuncio que presenta su nueva gama de colonias, lo “escandaloso” está vez está en que con el lanzamiento del nuevo producto regalan un vidrador. A Desigual esta actitud provocadora le funciona por una simple razón: está bien dirigido a su público y es coherente con los valores de la marca, y en esto, en definitiva, consiste la publicidad. Aquí os dejo su última pieza:

Por otro lado está KH7 que plantea sus anuncios no sé sabe con qué objetivo ni a quién. Y para demostrar esto existen varios ejemplos. Veamos pues, un quitagrasas que se anuncia mediante la dirección de Bigas Luna con dos actores semidesnudos y sudorosos liándose en la encimera de una cocina. Un anuncio para KH7 ZAS en 3D hecho por Jarmila Seflova, especialista en composición 3D que ha trabajado en X-Men 3, Spiderman 2 o Batman Begins.

 

No sabemos las intenciones de KH7 pero este año siguen en esa línea y el 17 de febrero presentan en Madrid su nueva campaña dirigida nada más y nada menos que por… J.A. Bayona! Este es su trailer y se avecina realmente espectacular.

Está clara la apuesta por las artes escénicas, lo diferente y lo cinematográfico para la creación de sus spots. Ahora bien, pongamos los pies en la tierra: es un quitagrasas. KH7 es un quitagrasas y con eso no quiero decir que tengan que hacer un anuncio a la usanza de P&G, para nada. Pero toda acción debe estar justificada o mínimo, debe tener coherencia. ¿Qué buscan y a quién pretenden acercarse? ¿qué valores transmite, por un lado la marca y por otro el anuncio? Es evidente que ni marca ni anuncios reman juntos en la misma dirección, ¿a dónde rema KH7? ¿qué target le espera al llegar a la orilla?

A la marca le debe ir bien, a la vista está, si no no podría costearse estas campañas (vaya usted a saber lo que ha costado la gracieta del 3D hecha por Jarmila Seflova). Sinceramente si me gustaría entender el porqué de esta espectacularidad y la relación con su cuota de mercado, así como con Desigual la idea (se esté de acuerdo con ella o no) es acorde a la marca y continúa con su línea y estilo, en KH7 quedan muchas preguntas en el aire al ver sus anuncios. Desde luego, dudo mucho que el torso sudoroso y desnudo de un actor motive a alguien a comprar un quitagrasas, otras cosas sí, pero un quitagrasas… si es que, a estos marketeros ¡no hay quien los entienda! 😉

Posted on 12 diciembre, 2013 in BLOG

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top