El menú de la polémica: Estrella Galicia, Ana Simón, cava y fin de año!

El cava catalán se revela ante Anna Simón (y todos) por Estrella Galicia y un brindis con cerveza. Este es el menú de fin de año, atentos a la historia:

La marca de cervezas Estrella Galicia (de la casa coruñesa Hijos de Rivera) sorprendía en el 2012  brindando con cerveza la entrada en el año nuevo, lo hizo con La Sexta y Antena3. Viendo los resultados y seguramente comprobando que es una muy buena estrategia para posicionarse y colarse en la casa de todos los españoles, han decido brindar con cerveza en AtresMedia y en Mediaset. De este modo, tanto Antena 3 y La Sexta como Telecinco y Cuatro (y sus respectivas cadenas de la casa) brindarán la noche de fin de año con cerveza gallega.

 

Las grandes marcas se pelean por ser “el último anuncio” o “el primer anuncio” del año pagando grandes sumas de dinero para que luego nadie los mire ni los vea ni se fije en ellos, pero esta vez Estrella Galicia ha decido, otro año más, que la mejor manera de posicionarse es aparecer cuando la gente está más pendiente de la pantalla, es decir, cuando se dan las uvas y no antes ni después. Una vez ya estamos con el cava (o cerveza) en las felicitaciones nadie se fija en cual será el primer anuncio del año y mucho menos de qué marca será pero sin embargo sí que todos estamos pendientes de la pantalla, sea la cadena que sea, de los presentadores que ese año son los encargados de dar las uvas y dar la bienvenida al año nuevo. Optar por una aparición de contenido y de mayor impacto, es decir, colándote en la propia ceremonia de fin de año como bebida oficial sí que es una buena estrategia de cara a mejorar el posicionamiento de una marca que cada vez va a más. Muy buena decisión la de Estrella que este año estará en todas las cadenas privadas de televisión, ya se han asegurado el éxito solo con la estrategia.

Pero la polémica no es ni la inversión ni la estrategia de las marcas y si se anuncian antes, después o durante. La polémica (siempre tiene que haber polémica) viene porque las marcas catalanas de cava han puesto el grito en el cielo. Se ven desplazas de un mercado que consideraban suyo y ya han mostrado su malestar a las cadenas privadas por esa decisión que según ellos afectará aún más a la caída de ventas. Pero el verdadero malestar recae en la figura de Anna Simón a la que muchos de sus compatriotas llaman “la dama voluble” y es que la critican por dejar de ser la “representante honorífica” de productos catalanes por pasarse a brindar con cerveza. Consternación, así describen diarios catalanes como “La Vanguardia” que la rubia catalana cambie de novia de fin de año.

ROBERTO GARVER | EFE

Y el problema aquí no es generarle un drama-trauma de identidad a Anna Simón, ni generárselo a ella ni al resto. Anna Simón hace su trabajo y le toca dar las campanadas en una cadena que ha llegado un acuerdo con una casa cervecera para aparecer como bebida oficial de esa noche de fin de año. Intentar poner catalanismos-galleguismos por medio es patético, básicamente porque es inventarse un problema que no es tal y todo porque la catalana fue nombrada en octubre la reina del cava y ahora brinda con cerveza.

El problema aquí es que los productores de cava han debido pensar que iban a tener asegurada su “sillita de la reina” apareciendo año tras año en los brindis de las cadenas oficiales. Una zona de confort en la que han vivido muy bien hasta que han llegado un grupo de marketeros (aquí los de Estrella han estado muy finos en la estrategia) y le han quitado ese hueco de mercado que tenían. “Tener” de  tener en propiedad, eso han debido pensar los señores del cava cuando se han visto desplazados de en su mapa de posicionamiento pero viven muy equivocados, porque en un mercado como el actual el que se duerme en los laureles lo paga caro (ellos son un buen ejemplo), hoy en día toca reinventarse, buscar nuevas formas de posicionarse y arriesgar con las estrategias si se quiere ganar, porque el que se duerme acaba muriendo (o casi).

brindis 2013

Toni Blay – Compfight

 

Por el bien de ellos como industria tienen que luchar por volver, pero luchar de forma diferente. Eso o buscar hueco en otras tendencias para que su producto siga teniendo sitio. No me sean como la música que aún a día de hoy sigue emperrada en vender CD físicos, tienen que darse cuenta del mercado y de la sociedad en la que estamos, identificar focos o tendencias y aprovechar las oportunidades que surjan.

De todos modos seguro que el cava catalán tiene mejores argumentos de defensa ante este “desplazamiento injusto” que argumentar que Anna Simón es una tránsfuga catalana. Espero que el producto, que el cava y sus espumosos valores tengan más peso a la hora de venderse y posicionarse, porque si lo único que tienen que criticar es a Anna Simón y al trabajo que hace, significa que tienen un gran problema de autocrítica ya que deberían mirarse a ellos mismos y ver dónde está el problema de su industria y cómo poder solucionarlo. A decir verdad, toda esta polémica huele un poco a chustilla política, pero sea la polémica de donde sea dejen a la gente de Mollet del Vallés, a Anna Simón y al resto de los españoles brindar con lo que quieran, sea con cava o con cerveza.

 

Posted on 30 diciembre, 2013 in BLOG

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top